1. NOMBRE DEL MEDICAMENTO

Dorzolamida Colirteva 20 mg/ml colirio en solución

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Cada ml contiene 22,26 mg de dorzolamida hidrocloruro equivalente a 20 mg de dorzolamida.

Excipientes con efecto conocido:

Cada ml contiene 0,075 mg de cloruro de Benzalconio

Para consultar la lista completa de excipientes, ver sección 6.1.

3. FORMA FARMACÉUTICA

Colirio en solución.

Solución clara, viscosa y libre de partículas visibles.

 

4. DATOS CLÍNICOS

4.1. Indicaciones terapéuticas

Este medicamento está indicado:

  • como terapia coadyuvante a betabloqueantes,
  •                como monoterapia en pacientes que no responden a betabloqueantes o en los que los betabloqueantes están contraindicados,

En el tratamiento de la hipertensión intraocular en:

  • hipertensión ocular,
  • glaucoma de ángulo abierto,
  • glaucoma pseudoexfoliativo.

 

4.2. Posología y forma de administración

Posología

Cuando se emplea como monoterapia, la dosis es una gota de dorzolamida en el saco conjuntival del ojo u ojos afectados, tres veces al día.

Cuando se emplea como terapia coadyuvante con un betabloqueante oftálmico, la dosis es una gota de dorzolamida en el saco conjuntival del ojo u ojos afectados dos veces al día.

 

Cuando dorzolamida sustituye a otro medicamento oftálmico antiglaucoma, interrumpa el tratamiento con el otro fármaco después de completar la dosis adecuada de un día, y al día siguiente comience con la administración de dorzolamida.

Forma de administración

Si se emplea más de un fármaco oftálmico tópico, los fármacos deben administrarse con un intervalo (de tiempo) mínimo de 10 minutos.

 

Debe indicarse a los pacientes que se laven las manos antes de utilizar el medicamento y que eviten el contacto entre el extremo del frasco dispensador con el ojo o las estructuras adyacentes.

 

Asimismo, debe indicarse a los pacientes que las soluciones oculares, si se usan incorrectamente, pueden contaminarse con bacterias comunes que producen infecciones oculares. El empleo de soluciones contaminadas puede ocasionar una lesión ocular grave y la consiguiente pérdida de visión.

 

Se debe informar a los pacientes sobre la forma correcta de manipular los frascos.

 

Instrucciones de uso:

1.              Antes de utilizar el medicamento por primera vez, asegúrese de que la tira de seguridad               está intacta.

2.              Desenroscar el tapón para abrir el frasco.

3.              Incline la cabeza hacia atrás y separe el párpado inferior ligeramente, formando una pequeña separación entre el párpado y el ojo.

4.              Invierta el frasco, y presione ligeramente en los lados del frasco hasta dispensar una sola               gota en el ojo de acuerdo con las instrucciones de su médico. NO TOQUE EL OJO NI EL               PÁRPADO CON LA PUNTA DEL GOTERO.

5.              Repita los pasos 3 y 4 en el otro ojo si así se lo ha indicado su médico.

6.               Cierre el capuchón girándolo hasta que toque el borde del frasco.

7.              La punta del dispensador está diseñada para proporcionar una gota de una medida determinada; por tanto, NO ensanche el agujero de la punta del dispensador.

 

Población pediátrica

Los datos clínicos  sobre la administración de dorzolamida tres veces al día en pacientes pediátricos son escasos (para información relativa a la posología pediátrica, ver sección 5.1)

4.3. Contraindicaciones

Hipersensibilidad al principio activo o a alguno de los excipientes incluidos en la sección 6.1.

Dorzolamida no se ha estudiado en pacientes con insuficiencia renal grave (aclaramiento de creatinina < 30 ml/min) ni con acidosis hiperclorémica. Dado que dorzolamida y sus metabolitos se eliminan fundamentalmente por los riñones, la dorzolamida está contraindicada en dichos pacientes.

4.4. Advertencias y precauciones especiales de empleo

Dorzolamida no se ha estudiado en pacientes con insuficiencia hepática, por lo que se debe utilizar con precaución en esos pacientes.

 

El tratamiento de los pacientes con glaucoma agudo de ángulo cerrado requiere medidas terapéuticas además de la administración de agentes hipotensores oculares. Dorzolamida no ha sido estudiada en pacientes con glaucoma agudo de ángulo cerrado.

 

La dorzolamida contiene un grupo sulfonamido, el cual también se encuentra en las sulfonamidas y, aunque se administra por vía tópica, se absorbe sistémicamente. Por consiguiente, con la administración tópica pueden producirse reacciones adversas del mismo tipo de las atribuibles a las sulfanamidas, incluyendo reacciones graves como síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica. Se debe interrumpir el empleo de este preparado si aparecen signos de reacciones graves de hipersensibilidad.

 

La terapia con los inhibidores orales de la anhidrasa carbónica ha sido asociada con urolitiasis como resultado de alteraciones ácido-básicas, particularmente en pacientes con antecedentes de cálculo renal. Aunque no se han observado alteraciones ácido-básicas con dorzolamida, se ha comunicado raramente urolitiasis. Dado que dorzolamida es un inhibidor tópico de la anhidrasa carbónica que se absorbe sistémicamente, los pacientes con antecedentes de cálculo renal pueden tener mayor riesgo de urolitiatis durante la administración de dorzolamida. Si se observan reacciones alérgicas (conjuntivitis y reacciones en los párpados), debe considerarse la interrupción del tratamiento.

 

Los pacientes tratados con inhibidores orales de la anhidrasa carbónica y dorzolamida pueden mostrar el efecto aditivo de las conocidas acciones sistémicas de la inhibición de la anhidrasa carbónica. No se recomienda la administración concomitante de dorzolamida e inhibidores orales de la anhidrasa carbónica.

 

En pacientes con defectos corneales crónicos previos y/o antecedentes de cirugía intraocular se han comunicado edemas corneales y descompensaciones corneales irreversibles durante el uso de dorzolamida como colirio. La dorzolamida tópica debe utilizarse con precaución en esos pacientes.

 

Después de intervenciones de filtración, con la administración de tratamientos supresores acuosos se han comunicado desprendimientos coroideos concomitantes con hipotonía ocular.

             

Este medicamento puede producir irritación ocular porque contiene cloruro de benzalconio como conservante. Evitar el contacto con las lentes de contacto blandas. Retirar las lentes de contacto antes de la aplicación y esperar al menos 15 minutos antes de volver a colocarlas. Altera el color de las lentes de contacto blandas.

Población pediátrica

El uso de dorzolamida no se ha estudiado en pacientes menores de 36 semanas gestacionales y en menos de 1 semana de vida. Los pacientes con inmadurez tubular renal sólo deben utilizar dorzolamida después de una cuidadosa consideración del balance beneficio/riesgo debido al posible riesgo de una acidosis metabólica.

4.5. Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción

No se han efectuado estudios específicos de interacción medicamentosa con dorzolamida.

 

En los estudios clínicos, no se observaron signos de interacciones adversas tras el empleo concomitante de dorzolamida con los siguientes medicamentos: timolol solución oftálmica, betaxolol solución oftálmica y medicaciones sistémicas, incluidos los inhibidores de la ECA, bloqueantes de los canales del calcio, diuréticos, fármacos antiinflamatorios no esteroideos, incluido el ácido acetil salicílico, y hormonas (por ejemplo, estrógenos, insulina, tiroxina).

 

No se ha evaluado completamente la asociación entre dorzolamida y mióticos y agonistas adrenérgicos durante la terapia del glaucoma.

4.6. Fertilidad, embarazo y lactancia

Embarazo

Dorzolamida no debe utilizarse durante el embarazo. No existen suficientes datos en mujeres embarazadas. En conejos tratados con dosis maternotóxicas, se observaron efectos teratogénicos (ver sección 5.3).

Lactancia

Se desconoce si dorzolamida es excretada por la leche materna humana. En ratas lactantes se observó una reducción en el aumento de peso de su cría. Si se requiere el uso de dorzolamida, entonces la lactancia no está recomendada.

4.7. Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas

No se han realizado estudios sobre los efectos en la capacidad para conducir y utilizar máquinas.

Existe la posibilidad de reacciones adversas tales como mareo y trastornos visuales que pueden afectar a la capacidad para conducir y utilizar máquinas.

 

4.8. Reacciones adversas

Resumen del perfil de seguridad

Se evaluó Dorzolamida 20 mg/ml colirio en solución en más de 1.400 individuos en estudios clínicos controlados y no controlados. En estudios a largo plazo de 1.108 pacientes tratados con dorzolamida colirio en monoterapia o como terapia coadyuvante con un betabloqueante oftálmico, la causa más frecuente de interrupción del tratamiento fueron los efectos adversos oculares relacionados con el fármaco, aproximadamente en el 3% de los pacientes, principalmente conjuntivitis y reacciones en los párpados.

 

Lista de reacciones adversas

Las siguientes reacciones adversas han sido notificadas durante los ensayos clínicos o tras la comercialización:

 

[Muy frecuentes: (≥1/10), frecuentes: (≥1/100 a <1/10), poco frecuentes: (≥1/1.000 a <1/100), raras: (≥1/10.000 a <1/1.000)]

 

Trastornos del sistema nervioso:

Frecuentes: cefalea

Raras: mareo, parestesia

 

Trastornos oculares:

Muy frecuentes: quemazón y escozor

Frecuentes: queratitis punctata superficial, lagrimeo, conjuntivitis, inflamación del párpado, picor ocular, irritación del párpado, visión borrosa

Poco frecuentes: iridociclitis

Raras: irritación incluido enrojecimiento, dolor, costras en el párpado, miopía transitoria (que remitió al cesar la terapia), edema corneal, hipotonía ocular, desprendimiento coroideo después de cirugía de filtración

Frecuencia no conocida: sensación de cuerpo extraño en el ojo

 

Trastornos respiratorios, torácicos y medisatínicos:

Raras: epistaxis

Frecuencia no conocida: disnea

 

Trastornos gastrointestinales:

Frecuentes: náuseas, sabor amargo

Raras: irritación de garganta, boca seca

 

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo:

Raras: dermatitis de contacto, síndrome de Stevens-Johnson, necrólisis epidérmica tóxica.

 

Trastornos renales y urinarios:

Raras: urolitiasis

 

Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración:

Frecuentes: astenia/fatiga

 

Trastornos del sistema inmunológico:

Raras: Hipersensibilidad: signos y síntomas de reacciones locales (reacciones palpebrales) y reacciones alérgicas sistémicas que incluyen angioedema, urticaria y prurito, erupción cutánea, falta de respiración y raramente broncospasmo

 

Pruebas de laboratorio:

La dorzolamida no se asoció con alteraciones electrolíticas clínicamente significativas.

Población pediátrica

Ver sección 5.1.

 

Notificación de sospechas de reacciones adversas

Es importante notificar sospechas de reacciones adversas al medicamento tras su autorización. Ello permite una supervisión continuada de la relación beneficio/riesgo del medicamento. Se invita a los profesionales sanitarios a notificar las sospechas de reacciones adversas a través del Sistema Español de Farmacovigilancia de medicamentos de Uso Humano: https://www.notificaram.es.

4.9. Sobredosis

Unicamente se dispone de información limitada en cuanto a la sobredosis en humanos por ingestión accidental o intencionada de dorzolamida hidrocloruro.

 

Síntomas

Se han reportado los siguientes síntomas por ingestión oral: somnolencia; aplicación tópica: naúseas, mareos, cefaleas, fatigas, sueños anormales y disfagia.

 

Tratamiento

El tratamiento debe ser sintomático y de apoyo. Puede producirse desequilibrio electrolítico, desarrollo de un estado acidótico y posibles efectos sobre el sistema nervioso central. Deben monitorizarse los niveles de electrolitos séricos (especialmente el potasio) y los niveles de pH sanguíneo.

5. PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS

5.1. Propiedades farmacodinámicas

Grupo farmacoterapéutico: preparaciones antiglaucoma, inhibidores de la anhidrasa carbónica,

Código ATC: S01 EC 03

 

Mecanismo de acción

 

La anhidrasa carbónica (AC) es una enzima que se encuentra en muchos tejidos corporales, incluidos los ojos. En los seres humanos, la anhidrasa carbónica existe en forma de varias isoenzimas, de las cuales la más activa es la anhidrasa carbónica II (AC-II) que se encuentra fundamentalmente en los eritrocitos, pero también en otros tejidos. La inhibición de la anhidrasa carbónica en los procesos ciliares del ojo disminuye la secreción de humor acuoso. El resultado es una disminución de la presión intraocular (PIO).

 

La dorzolamida hidrocloruro es un potente inhibidor de la anhidrasa carbónica II humana. La administración tópica de dorzolamida en el ojo disminuye la hipertensión intraocular, ya esté o no asociada con glaucoma. La hipertensión intraocular es un factor de riesgo importante en la patogenia de la lesión del nervio óptico y de la pérdida del campo visual. La dorzolamida no produce contracción pupilar y reduce la presión intraocular sin efectos secundarios, tales como ceguera nocturna y espasmo acomodativo. La dorzolamida ejerce un efecto mínimo o nulo sobre la velocidad del pulso o la presión arterial.

 

Los agentes bloqueantes beta-adrenérgicos aplicados tópicamente también disminuyen la PIO mediante la reducción de la secreción del humor acuoso, pero su mecanismo de acción es diferente. Los resultados de los estudios efectuados han demostrado que cuando se añade dorzolamida a un betabloqueante tópico se produce una disminución adicional de la PIO; este hallazgo es coherente con los efectos aditivos comunicados de la administración conjunta de betabloqueantes e inhibidores orales de la anhidrasa carbónica.

 

Efectos farmacodinámicos

 

Efectos clínicos

 

Pacientes adultos

Los resultados de estudios clínicos a gran escala de hasta un año de duración demostraron la eficacia de dorzolamida, administrado tres veces al día como monoterapia (PIO basal ? 23 mm Hg) o dos veces al día como terapia coadyuvante de los betabloqueantes oftálmicos (PIO basal ? 22 mm Hg), en pacientes con glaucoma o hipertensión ocular. Se demostró que el efecto reductor de la PIO de dorzolamida, ya se administrara como monoterapia o como terapia coadyuvante, se mantenía durante el día y durante la administración a largo plazo. La eficacia durante la monoterapia a largo plazo fue similar a la conseguida con betaxolol y ligeramente menor que con timolol. Cuando se administró como terapia coadyuvante de los betabloqueantes oftálmicos, la dorzolamida demostró una disminución adicional de la PIO similar a la obtenida con pilocarpina al 2 % administrada cuatro veces al día.

 

Población pediátrica

Se llevó a cabo un estudio controlado, multicéntrico doble ciego durante tres meses en 184 niños (122 con dorzolamida) de entre una semana y 6 años de edad con glaucoma o con presión intraocular elevada (PIO basal = 22 mmHg) para evaluar la seguridad de dorzolamida cuando se administra tópicamente tres veces al día. Aproximadamente la mitad de los pacientes en ambos grupos de tratamiento fueron diagnosticados de glaucoma congénito; otras enfermedades frecuentes fueron el síndrome de Sturge Weber, disgenesia mesenquimatosa iridocorneal, pacientes afáquicos. La distribución por edad y tratamientos en la fase de la monoterapia fue la siguiente:

 

 

Dorzolamide 2%

Timolol

Grupo de Edad < 2 años

n=56

Rango de edad: 1 a 23 meses

Timolol GS 0.25% n=27

Rango de edad: 0.25 a 22 meses

Grupo de Edad = 2 - < 6 años

n=66

Rango de edad: 2 a 6 years

Timolol 0.5% n=35

Rango de edad: 2 a 6 años

 

En ambos grupos de edad, aproximadamente 70 pacientes recibieron tratamiento durante al menos 61 días, y aproximadamente 50 pacientes recibieron 81-100 días de tratamiento.

 

Si la PIO no estaba adecuadamente controlada con una monoterapia de dorzolamida o una solución formadora de gel de timolol, se realizaba un cambio a un tratamiento abierto según lo siguiente: 30 pacientes menores de 2 años fueron cambiados a tratamiento concomitante con una solución formadora de gel de timolol 0,25% al día y dorzolamida 2% tres veces al día; 30 pacientes mayores de 2 años fueron cambiados a la combinación fija de dorzolamida 2%/timolol 0,5%, dos veces al día.

 

En general, este estudio no reveló problemas de seguridad adicionales en pacientes pediátricos: aproximadamente en el 26% (el 20% de la monoterapia con dorzolamida) de los pacientes pediátricos se observaron efectos adversos relacionados con el fármaco, la mayoría de los cuales fueron locales, eran efectos oculares no graves como quemazón y picor ocular, ojos inyectados y dolor ocular. En un pequeño porcentaje, < 4%, se observó que tenían edema corneal y el ojo nublado. Las reacciones locales aparecieron en una frecuencia similar en el comparador. En los datos después de la comercialización, se ha comunicado acidosis metabólica en los pacientes muy jóvenes, especialmente en aquellos con inmadurez/alteración renal.

 

Los resultados de eficacia en pacientes pediátricos sugieren que el descenso medio de la PIO observado en el grupo de dorzolamida, fue comparable al descenso medio de la PIO observado en el grupo de timolol, incluso se observó una ligera ventaja numérica para timolol.

 

No están disponibles los estudios de eficacia a largo plazo (> 12 semanas).

5.2. Propiedades farmacocinéticas

A diferencia de lo que ocurre con los inhibidores orales de la anhidrasa carbónica, la administración tópica de dorzolamida hidrocloruro permite que el fármaco ejerza sus efectos directamente en el ojo a dosis significativamente inferiores y, por tanto, con menos exposición sistémica. En los ensayos clínicos, este hecho dio lugar a una disminución de la PIO sin alteraciones ácido-base ni anomalías electrolíticas características de los inhibidores orales de la anhidrasa carbónica.

 

Cuando se administra por vía tópica, dorzolamida alcanza la circulación sistémica. Se determinaron las concentraciones del fármaco y de su metabolito en los eritrocitos y plasma y la inhibición de la anhidrasa carbónica en eritrocitos con el fin de valorar la posible inhibición de la anhidrasa carbónica sistémica tras la administración tópica. La dorzolamida se acumula en los eritrocitos durante la administración crónica a consecuencia de la unión selectiva a la AC-II, al tiempo que se mantienen concentraciones sumamente bajas de fármaco libre en el plasma. El fármaco original forma un único metabolito N-desetil que inhibe la AC-II de forma menos potente que el fármaco original, pero que también inhibe una isoenzima menos activa (AC-I). Este metabolito se acumula asimismo en los eritrocitos, en los que se une fundamentalmente a la AC-I. La dorzolamida se une moderadamente a las proteínas plasmáticas (aproximadamente un 33 %). El fármaco se elimina intacto principalmente por la orina; el metabolito también se elimina por la orina. Tras finalizar la dosificación, el aclaramiento de dorzolamida de los eritrocitos no es lineal, originando una disminución inicial rápida de la concentración del fármaco, seguida de una fase de eliminación más lenta, con una semivida de aproximadamente 4 meses.

 

Cuando se administró dorzolamida por vía oral para simular la exposición sistémica máxima tras la administración ocular tópica a largo plazo, la fase de equilibrio se alcanzó en el plazo de 13 semanas. En la fase de equilibrio, prácticamente no existió fármaco libre ni su metabolito en plasma, y la inhibición de la AC de los eritrocitos fue inferior a la considerada necesaria para producir un efecto farmacológico sobre la función renal o respiratoria. Se observaron resultados farmacocinéticos similares tras la administración tópica crónica de dorzolamida. Sin embargo, algunos pacientes ancianos con insuficiencia renal (aclaramiento de creatinina estimado de 30-60ml/min) presentaban concentraciones mayores del metabolito en los eritrocitos, sin diferencias significativas en la inhibición de la anhidrasa carbónica ni efectos secundarios sistémicos clínicamente significativos que pudieran atribuirse directamente a este hallazgo.

 

5.3. Datos preclínicos sobre seguridad

Los principales hallazgos obtenidos en los estudios llevados a cabo en animales con dorzolamida hidrocloruro administrado por vía oral tenían relación con los efectos farmacológicos producidos por la inhibición de la anhidrasa carbónica sistémica. Algunos de estos hallazgos fueron específicos de especie y/o resultado de la acidosis metabólica. En conejos tratados con dosis maternotóxicas de dorzolamida asociada con acidosis metabólica, se observaron malformaciones de los cuerpos vertebrados. En los estudios clínicos, los pacientes no desarrollaron signos de acidosis metabólica ni cambios de los electrolitos séricos indicativos de inhibición de la AC sistémica. Por consiguiente, no se espera que los efectos notados en los estudios animales se observen en los pacientes tratados con dosis terapéuticas de dorzolamida.

6. DATOS FARMACÉUTICOS

6.1. Lista de excipientes

Hidroxietil celulosa,

Manitol E421

Citrato de sodio E331

Hidróxido de sodio E524 (c.s. para ajustar a un pH aproximado de 5,6)

Cloruro de benzalconio

Agua para preparaciones inyectables.

6.2. Incompatibilidades

No procede.

6.3. Periodo de validez

2 años.

 

Desde la apertura del envase: 28 días máximo.

 

6.4. Precauciones especiales de conservación

Conservar por debajo de 30 ºC.

No refrigerar ni congelar.

 

6.5. Naturaleza y contenido del envase

Dorzolamida Colirteva 20 mg/ml colirio en solución está envasado en un frasco de polietileno de 5 ml de capacidad equipado con un cuentagotas y cerrado con un tapón sellado

Tamaños de envase:

1 x 5 ml (un frasco de 5 ml)

3 x 5 ml (tres frascos de 5 ml)

6 x 5 ml (seis frascos de 5 ml)

 

Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envase.

6.6. Precauciones especiales de eliminación y otras manipulaciones

Ninguna especial.

Ver la sección 4.2 para las instrucciones del paciente.

 

7. TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

Teva Pharma, S.L.U.

Anabel Segura, 11. Edificio Albatros B - 1ª planta.

28108 Alcobendas, Madrid

 

8. NÚMERO(S) DE AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

71404

9. FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACIÓN/ RENOVACIÓN DE LA AUTORIZACIÓN

Enero 2012

10. FECHA DE LA REVISIÓN DEL TEXTO

Mayo 2017

Top